Mas consideraciones y conclusiones respecto a la criogenizacion

Tal como venimos desarrollando a lo largo de las entradas de este blog sobre la criogenización y respecto a las posibilidades de éxito, o el fracaso rotundo del “tratamiento de criogenización”, no está de más recordar que una de las claves fundamentales de que el proceso de criogenización funcione, es lograr que las células –vitales para la reanimación del criogenizado-, no se congelen y formen trozos o bloques de hielo.

Sigue leyendo

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Hielo: El enemigo de la criogenizacion

 

El obstáculo del hielo en la criogenización

Fue recién en los años 90 cuando aparecieron los primeros cuestionamientos que advertían sobre los efectos nocivos de la formación de placas de hielo en el cuerpo criogenizado, debido a la exposición del mismo durante largo tiempo a las altas temperaturas de la cápsula de Dewar.

Resulta bastante evidente que bajo una temperatura de 190º bajo cero, las células orgánicas puedan sufrir una conversión vidriosa, sólida y severa, que cubre de serias dudas la posibilidad de reconstituir las estructuras dañadas.

Sigue leyendo

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter