Hielo: El enemigo de la criogenizacion

 

El obstáculo del hielo en la criogenización

Fue recién en los años 90 cuando aparecieron los primeros cuestionamientos que advertían sobre los efectos nocivos de la formación de placas de hielo en el cuerpo criogenizado, debido a la exposición del mismo durante largo tiempo a las altas temperaturas de la cápsula de Dewar.

Resulta bastante evidente que bajo una temperatura de 190º bajo cero, las células orgánicas puedan sufrir una conversión vidriosa, sólida y severa, que cubre de serias dudas la posibilidad de reconstituir las estructuras dañadas.

Sigue leyendo

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Isquemia y reperfusion.


Revertir un proceso isquémico agudo

En términos y procedimientos netamente médicos, puede decirse que los investigadores favorables a la criogenización, tienen como objetivo fundamental -para poder completar el resto del proceso-, evitar que el cuerpo que se va a someter a la técnica, caiga en un proceso isquémico irreversible.

Cuando el corazón deja de latir, y se suspende la provisión de oxígeno y nutrientes almacenados en la sangre al organismo, los tejidos celulares corporales carecen de la energía necesaria, lo que provoca la muerte de estos tejidos biológicos provocando un estado de isquemia.

Sigue leyendo

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Criogenizacion: Instrumentos y resultados

Experimento criogenización: Tubo Dewar y nitrógeno líquido

El Tubo o termo Dewar, no es la única maquinaria necesaria para llevar a cabo un experimento de criogenización; indudablemente la conservación de un cuerpo dentro de dicha cápsula, requiere de un componente fundamental para alcanzar el frío extremo necesario para el mantenimiento de tejidos, células y órganos a lo largo del tiempo. Este componente no es otro que el afamado e hiper-utilizado nitrógeno líquido.

El Nitrógeno líquido es un gas inerte que desplaza el oxígeno y puede mantener temperaturas incluso muy por debajo del punto de congelación; es transportado en grandes cantidades y se lo utiliza para múltiples e importantes funciones, tales como preservar células de laboratorio, conservar y transportar alimentos, tratar y eliminar cánceres de piel, verrugas o hemorroides, entre otros.

Sigue leyendo

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Historia de la criogenización

 

Un poco de historia sobre la criogenización

La primera insinuación de que la vida humana podría ser conservada durante siglos -pero sin hacer referencia a los métodos-, se remonta al año 1773, y fue manifestada en una carta por el reconocido científico y político estadounidense Benjamin Franklin, inventor del pararrayos.

Desde esta consideración hubo que esperar casi dos siglos, hasta 1962, para que otro miembro de la ciencia, en este caso, el profesor de física Robert Ettinger, propusiera con absoluta convicción que el hombre podría conservarse y aspirar a la “vida eterna” a través de la congelación del cuerpo.

Sigue leyendo

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Criogenización: Origen y Concepto

Introducción a la criogenización

Desde que el hombre es hombre se pregunta insistentemente en sus momentos de reflexión y máxima racionalidad, cuál es su verdadero origen como ser humano y cómo se explica el misterio de la vida y quizá más aún, el de la muerte. Para los practicantes ortodoxos de las distintas religiones es posible que resulte bastante más fácil, ya que delegan la explicación de todo el misterio a la mano de su Dios.

Sigue leyendo

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter